Recortes si, gracias

APORTACIONES A LA LOMCE Y A FAVOR DE LOS RECORTES EN EDUCACIÓN.

Hagamos caso de una vez a los políticos que saben más que nosotros de educación, apoyemos su gestión  y aportemos mejoras a sus propuestas.

Vamos allá. Propongo reforzar el espíritu de la LOMCE aumentando las horas lectivas de Religión Católica a tres horas semanales y retomando la asignatura denominada “Formación del espíritu nacional (FEN)”. Para compensar la carga horaria de estas materias, cada asignatura podrá reducir sus contenidos curriculares. Por ejemplo: en Literatura se excluye el estudio de los poetas exiliados; que se jodan y no se hubieran ido; el que fue a Sevilla perdió su silla. En Biología se consideran innecesarios los temas  que describen los procesos y órganos de reproducción humana; con eso de la herencia de los guisantes es suficiente.  En Historia se empezará siempre por la Prehistoria y se llegará hasta donde se pueda. Tecnología se transforma en Trabajos Manuales. Desaparece Música, pero en su lugar se emitirán marchas militares al empezar la jornada lectiva. Con un idioma extranjero es suficiente:   dos horitas de Francés o Inglés. ¿Cuándo ha venido algo bueno del extranjero a este país? Economía se elimina o se cambia por “Hogar” mucho más práctico y comprensible para las españolas. Seguro que el debate que seguirá a esta propuesta hará aflorar una larga lista de contenidos actuales claramente innecesarios para la formación del alumnado del futuro.

Por otra parte, los mal llamados recortes en educación no deben considerarse sino nuevas oportunidades de organización académica.  Así, cincuenta alumnos en una clase supone una mayor posibilidad de socialización para nuestro alumnado: es más fácil hacer amigos. Tener más horas de clase impide perder la tensión laboral necesaria para trabajar con niños y adolescentes.  No obstante, si fuera preciso un cachete, se incluiría este método en el Proyecto Educativo de Centro.  Y, en general, se trabaja mejor en pequeño grupo; los profesores también: cuantos menos, mejor.

El actual clima de conflictividad en nuestros centros se verá también solventado con la recuperación de protocolos de organización. Por ejemplo, se entrará a las aulas tras haber formado en filas en el patio, por grupos y estatura, guardando la misma distancia entre los miembros tras un “cubrirse y firmes”. De estos requisitos quedan excluidos los alumnos de familias de especial relevancia social.

En cuanto a los recortes salariales, es una cuestión que no debe preocupar a los docentes, pues se trata de un cuerpo claramente vocacional.

Por otro lado, se acaba de decidir las subvenciones de las copas de gin tonic a los diputados:

Publicado en: Media, Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Firme nuestra petición

 

4,858 signatures

Contra el cierre de la E.S.O. en Broto

[signature]

Comparte esto con tus amigos:

Proximos eventos

No hay nuevos eventos.